Como saber si los niños tienen adicción al móvil

La preocupación de los padres sobre la alta dependencia de sus hijos a las nuevas tecnologías se ha vuelto una realidad. El tiempo que dedican los jóvenes y niños a los dispositivos móviles es cada vez mayor y de manera descontrolada, desembocando en una adicción que afecta tanto al propio afectado como a su círculo cercano y familiar.

Las redes sociales han logrado hacerse un hueco en nuestra vida diaria, ocupando una gran parte de nuestro tiempo y cambiando la manera de comunicarnos y de compartir información.

Un estudio realizado por la Royal Society of Public Health (RSPH) y la Universidad de Cambridge llamado #StatusOfMind consiguió mostrar los efectos negativos resultado del uso excesivo de las redes sociales. Este estudio nos revela que estas plataformas pueden llegar a considerarse más adictivas que el alcohol o el tabaco. Estamos hablando de un tipo de adicción que hasta hace muy poco ha llegado a considerarse como un desencadenante de enfermedades mentales.

 

Síntomas adicción a móviles

¿Cómo podemos saber si nuestros hijos tienen adicción a las nuevas tecnologías? Esta es una de las preguntas más formuladas por los padres que contemplan en el día a día como sus hijos son víctimas de estos productos digitales.

El uso descontrolado de estos dispositivos puede generar problemas de diferente índole, llegando a manifestarse en cambios conductuales en el menor.

Lo primero en lo que nos tenemos que fijar es en el comportamiento del menor y si se ha percibido un cambio repentino en el mismo. La actitud agresiva o enfado cuando se encuentra lejos del móvil o conexión es un indicio de que sufre una dependencia del dispositivo.

Otro indicativo de una posible adicción es la eliminación de hábitos cotidianos para dedicar más tiempo al uso del teléfono, como, por ejemplo, descuidar la higiene personal, dejar de lado las actividades y obligaciones, reducir el tiempo de estar con familia y amigos para estar más tiempo conectado.

Problemas derivados de la adicción digital

En el estudio mencionado anteriormente, podemos ver una lista de problemas graves que derivan de un uso abusivo e inadecuado de las redes sociales y que afectan a día de hoy a millones de jóvenes.

El sueño

El sueño y la salud mental están estrechamente vinculados. Una mala calidad del sueño puede conducir a un mal estado de salud mental. El sueño es muy importante para el desarrollo de los jóvenes y adolescentes ya que se encuentran en una etapa clave del mismo. La reducción en el tiempo de sueño para dedicar más tiempo a las redes sociales provoca la aparición de problemas para la salud física como la obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes, presión arterial entre otros…

La imagen personal

Plataformas como Instagram están centradas en la imagen, lo que provoca una obsesión por los jóvenes a compararse diariamente con lo que ven en ella. Esto deriva a problemas de autoestima que arrastran a los menores a enfermedades más graves como los trastornos alimenticios.

Estos son algunos de los problemas derivados de un uso excesivo de las plataformas digitales, provocando en los jóvenes una situación de incomodidad que les lleva a una desconexión de la realidad, convirtiéndolos en personas con problemas sociales.

Consejos para evitar la situación de dependencia

Enseñar un uso responsable de los dispositivos es crucial para evitar este tipo de problemas en los niños.

Los profesionales recomiendan:

  • Mantener los dispositivos fuera de las habitaciones donde puedan afectar negativamente a la actividad familiar, como los dormitorios, el salón, etc.
  • Llevar un control del tiempo que pasan los menores con los dispositivos y de los contenidos que visitan.
  • En ocasiones son los propios padres los que dan un mal ejemplo a sus hijos debido al mal uso que ellos mismos realizan de los dispositivos móviles. Es necesario reservar momentos en el que se elimine el uso de estos, como por ejemplo en las reuniones familiares, ayudando a crear una mejor conciliación entre los miembros de la familia.
  • Propiciar actividades fuera del mundo digital, como la realización de deporte, hobbies, actividades con amigos… Todas aquellas experiencias reales con las que puedan disfrutar y ser partícipes sin necesidad de tener el dispositivo móvil cerca.

Cuando nuestros hijos tienen un problema de adicción grave es necesario acudir a profesionales para recibir la ayuda adecuada en cada caso. Es imprescindible dotar a los más jóvenes de una correcta educación digital para que aprendan a consumir de manera responsable todo lo que internet les ofrece. Si perciben que en su familia hay un serio problema de adicción con las nuevas tecnologías, llámenos y le asesoramos de manera profesional, son varios los casos que ya hemos tratado con éxito y que estamos tratando actualmente. 955 692 436 info@centrodeadiccionsevilla.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.